sábado, 17 de marzo de 2018

+¿RESISTENCIA O ACEPTACIÓN?

¿Cómo respondemos frente a una dificultad  insalvable o ante  una pérdida irreparable? ,¿Qué podemos hacer, sentir o decidir frente a estas  difíciles situaciones? , ¿Qué podemos hacer... RESISTIRNOS, RESIGNARNOS O ACEPTAR aquello que nos ocurre?. 

En esta entrada se recogen  algunos artículos y vídeos  muy interesantes sobre el tema.....


RESISTENCIA Y ACEPTACIÓN

“Vivir con plena atención. De la aceptación a la presencia” (2012) Vicente Simón.
                    …reconocer que nosotros también cambiamos como el tiempo, subimos y bajamos como las mareas, crecemos y menguamos como la luna. Lo hacemos así y no hay razón para resistirnos a ello. Si nos resistimos, la realidad y la energía de la vida se convierten en una desgracia, en un infierno.
                                                                                          Pema Chödrön
LA RESISTENCIA Y DOS TIPOS DE SUFRIMIENTO 
            Nuestra extraordinaria capacidad imaginativa crea con facilidad escenarios virtuales, sólo existentes en nuestra fantasía. Por eso, no nos resulta difícil imaginar mundos alternativos y mejores al que vivimos. De ahí nace la discrepancia entre lo que es (las cosas como son) y lo que debería ser (las cosas, como nos gustaría que fuesen). De esa discrepancia nace el deseo y éste, proyectándose hacia el futuro pone en marcha todo un círculo del siempre más.
¿Cómo reaccionamos ante un estímulo que nos aporta información nueva sobre la realidad?
            Si la realidad que el estímulo nos revela es contraria a nuestras expectativas, surge en nosotros un sentimiento de contrariedad y una reacción de oposición. Es el resultado emocional de constatar que la realidad difiere de nuestros deseos. A esa reacción inmediata de disgusto, que presupone la existencia de un juicio previo de valor, muchas veces inconsciente, se puede llamar, resistencia. Si podemos despejar con facilidad el obstáculo, la resistencia puede pasar desapercibida, es el caso de los pequeños contratiempos. Pero si el estorbo amenaza con bloquearnos la consecución de metas vitales importantes, la resistencia crece rápidamente dentro de nosotros. Podemos sentirla incluso físicamente, como una tormenta emocional que se forma y expande por todo el organismo.
            La resistencia puede tratar de expresarse hacia fuera, mediante un gesto dirigido a eliminar el obstáculo, pero también puede acabar siendo reprimida, negada o racionalizada, quedando así almacenada en forma de energía inconsciente que aguarda, agazapada, esperando el momento de manifestarse en el futuro.
            La resistencia nos hace sufrir, es una consecuencia del apego del ego por una determinada configuración de la realidad y cuando se hace obvio que la realidad no acata sus planes, el ego, contrariado en su querencia, se siente dolido. Este sufrimiento adicional, es en el fondo evitable. El primer sufrimiento es inevitable, la vida nos lo impone de forma inexorable: la enfermedad, el accidente, la muerte de un ser querido, la pérdida de algo importante. Si nos revelamos frente a lo inevitable, estamos generando en nosotros un sufrimiento prescindible.
Vídeo Aceptar es liberarse de Nuria Andreu

Canal Youtube TODO EMPIEZA EN TI de Nuria Andreu


¿Aceptación o resistencia?  Artículo de Agustin Prieta

No podemos cambiar nada hasta que lo aceptamos. La condena no libera, oprime.  (C.G. Jung)

Hay que aclarar que aceptación no significa resignarse.Aceptar no implica renunciar a cambiar las cosas, sino solo reconocer cómo es la realidad en el presente, afrontarla y desde ahí poder trabajar para superar el obstáculo.
En la vida nos sobrevienen muchas experiencias adversas que no podemos eludir: decepciones, rechazos, enfermedades, accidentes, pérdidas, muerte de seres queridos, etc. Si al dolor que acompaña a estas experiencias le sumamos nuestra resistencia, estamos produciendo un sufrimiento innecesario.
La formula del sufrimiento sería:      Dolor (inevitable) X Resistencia = Sufrimiento (evitable),  donde el dolor natural que aparece en la vida aparece aumentado y convertido en sufrimiento, producto del nivel de resistencia mental.
Otra consecuencia nociva de la resistencia es que empeñándonos en  eliminar un obstáculo molesto, y siendo esto imposible, no se logra nada más que nos quedemos atrapados en una conmoción emocional que nos roba la calma y claridad necesarias para encontrar un camino adecuado y poder actuar.
Seguir leyendo...


Resultado de imagen de blog la mente es maravillosa

Resistirse para evitar la realidad

La resistencia no solo nos incrementa el sufrimiento, sino que nos hace más difícil el encuentro y la puesta en marcha de la solución al problema que nos sucede

Todo lo que resiste, persiste (la negación emocional)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...