lunes, 20 de marzo de 2017

+ LOS PROTECTORES DE LA FELICIDAD

El psiquiatra  Luis Rojas Marcos en su últimos libro  'Secretos de la felicidad' (Espasa), defiende que vivir tiene sentido y que el instinto natural del ser humano es la felicidad. "Viene en nuestros genes"


En él nos anima a cultivar, como si de un jardín se tratase, las parcelas de nuestra vida  que contribuyen a nuestra satisfacción personal. Aconseja estos "protectores naturales de la felicidad" que todos podemos poner en práctica, tales como el hablar, conectarse afectivamente, el realizar ejercicio físico, el diversificar, aumentar nuestra capacidad para adaptarnos,el cuidado de la autoestima, el empleo del sentido del humor, el optimismo,... Porque nada hay más importante en este mundo que nuestro bienestar físico y emocional.

LOS PROTECTORES DE LA FELICIDAD PONENCIA  sobre LA CIENCIA DEL BIENESTAR





Interesante entrevista a Luis Rojas Marcos sobre su libro "Los secretos de la felicidad"
 

Web oficial de Luis Rojas Marcos http://www.luisrojasmarcos.com/



El suplement - Sílvia Cóppulo Entrevista  a Rojas Marcos


Fragmento del artículo tomado de ...

"Según  Rojas Marcos, la felicidad nos viene en los genes y todos nacemos con el potencial de ser felices, ya que los genes seleccionan las cualidades que nos ayudan a mantener la especie y la felicidad es fundamental. Si pensáramos que vivir no vale la pena, nadie procrearía y sería el fin de los seres humanos".
Existen elementos que nos ayudan a mantenernos felices, los protectores de la felicidad, que son:
  • Hablar: cuando Rojas Marcos dijo que la mujer española vive tanto porque habla mucho hubo una carcajada general. Como dice el cardiólogo Fuster, “hablar es bueno para el corazón” ya que al codificar los sentimientos, éstos pierden intensidad emocional.
  • Las conexiones afectivas con otras personas ¡Relacionarnos es imprescindible!.
  • El ejercicio físico que estimula las endorfinas y previene la diabetes, la hipertensión, etc.
  • Rojas Marcos corriendo el maratón de Nueva York
  • La capacidad de adaptación: aceptar que la vida es cambio y el cambio es la vida. “No es que el tiempo pase, es que los que pasamos somos nosotros.”
  • La resiliencia: la mezcla de flexibilidad mencionada en el punto anterior y la resistencia.
  • Mantener el control: pensar que tenemos la capacidad de manejar nuestra vida en vez de poner el control fuera de ella, por ejemplo, si uno piensa: “será lo que Dios quiera”, de alguna manera está cediendo el control.
  • Cuidarse: si no estamos vivos, la felicidad no tiene sentido.
  • El pensamiento positivo. Él antes hablaba de optimismo, pero parece que en España el optimismo resulta tontorrón (craso error, según él). Curiosamente el optimismo se da tanto con respecto al pasado (recordando más las cosas positivas), como al futuro (a través de la esperanza), como en el presente a través de nuestro estilo explicativo o nuestro diálogo interior. Si yo me digo “no puedo más” tengo una actitud diferente a si pienso “esto es más difícil de lo que pensaba, me va a costar conseguirlo”.
  • La autoestima. Resulta muy difícil que los demás nos estimen si nosotros mismos no nos queremos.
  • La diversificación de las parcelas de felicidad. No poner todos los huevos en la misma cesta. Si tenemos dosis altas de las cosas que hemos mencionado anteriormente, tendremos más posibilidades de ser felices si nos falla alguna de ellas.
  • El sentido del humor, que es una forma de tener perspectiva, de ver las contradicciones y disonancias de la vida, pero verlas con humor. Puso un excelente ejemplo des sentido del humor de su madre. En una ocasión le preguntaron: “Mamá, ¿qué prefieres, que te entierren o que te incineren” y ella respondió: “Sorprendedme”
Más artículos  sobre el tema....


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...