domingo, 23 de marzo de 2014

+ LOS ESTADOS DE ANIMO

¿Cómo repercute el ánimo en  la vida de las personas?,  ¿es lo mismo la EMOCIÓN que el ESTADO DE ÁNIMO?, ¿es posible  regular los estados de ánimo?, teoría de Robert E. Thayer sobre los estados de ánimo... En esta entrada daremos respuesta a algunas de estas cuestiones.
Veamos este fragmento de un  programa sobre el "Desarrollo de la Personalidad" donde se muestra cómo a través de la realización de  determinadas actividades  podemos  "manipular" nuestros estados de ánimo: Cambiando el estado de ánimo
Cambiando el estado de animo: 5HT por raulespert
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu" (Miguel de Cervantes)  La música es otra potente arma que puede cambiarnos el ánimo.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Conviene distinguir  entre las diferentes formas de responder emocionalmente:

LOS FENÓMENOS AFECTIVOS: TERMINOLOGÍA EMOCIONAL

EMOCIÓN: Estado complejo del organismo caracterizado por una excitación o perturbación que puede ser fuerte.  La duración es breve.
EPISODIO EMOCIONAL: Tiene un sentido más amplio: diversos estados emotivos que se suceden y que se ligan a un mismo acontecimiento. Puede hacer sentir una multiplicidad de emociones y pueden durar días o incluso semanas.
SENTIMIENTOS: Se trata del componente cognitivo o subjetivo de las emociones y su duración se prolonga en el tiempo. Para Frijda (1991), los sentimientos son disposiciones a responder emocionalmente a un objeto específico.
PASIÓN: Es un sentimiento llevado a intensidades extremas. La duración de las pasiones puede ser indefinida y suelen ocupar un lugar prioritario en la jerarquía de valores de la persona.


ESTADO DE ANIMO: El estado de ánimo  o de  humor es un estado emocional de mayor duración y menor intensidad que las emociones agudas. Su duración es indefinida, puede oscilar desde  horas hasta años. Depende más de valoraciones globales del mundo que nos rodea que de un objeto específico. Es “ el color del cristal con que se mira”.

RASGO EMOCIONAL: Se refiere a una característica de una persona como disposición o tendencia a reaccionar y comportarse de determinada manera. Se dice  de una persona que  es rabiosa, afectiva, triste, etc., no para describir una experiencia emocional, sino la tendencia a comportarse de esta forma.



Una teoría de los estados de ánimo:
de Robert E. Thayer

Podríamos considerar que el estado de ánimo es una sensación de fondo que persiste en el tiempo. Normalmente, apenas percibimos nuestros estados de ánimo, pero, algunas veces, pueden llegar a ser muy intensos e insoportables. Los estados de ánimo no son lo mismo que las emociones, aunque comparten muchos aspectos en común. La mayoría de las veces los estados de ánimo se caracterizan por ser de menor intensidad y mayor duración en el tiempo (minutos, horas ).A diferencia de la mayoría de las emociones, en los estados de ánimo no parece que exista una causa explícita, es decir no existe una relación causa-efecto  entre nuestros estados de ánimo y los acontecimientos. El estado de ánimo sería como el "terreno propicio" para responder emocionalmente de una u otra forma. Por ejemplo, un estado de ánimo "activo e irritable" favorece que mostremos más ataques de ira.
También, el estado de ánimo  predispone a actuar de determinadas maneras. Un estado de ánimo determinado  favorece que se incremente la probabilidad de que ocurra una determinada conducta.
"Los estados de animo pueden ser considerados como indicadores generales, tanto del funcionamiento fisiológico como de la experiencia psíquica. El estado de ánimo es algo así como un termómetro clínico que refleja todos los acontecimientos externos  e internos que nos afectan".

¿De dónde provienen los estados de ánimo? 
La mayoría de  las personas creemos que nuestra actividades, relaciones personales, éxitos y  fracasos  son el origen de los estados de ánimo. Sin embargo, dicha creencia no es del todo completa: Sabemos que la salud, el sueño, la alimentación, los estilos de pensamientos, la cantidad de ejercicio y otros aspectos influyen de forma muy importante sobre los estados de ánimo en la vida  diaria.  Estos estados  no sólo se ven afectados por los acontecimientos sino también por las condiciones y los ritmos corporales.  Factores psicológicos (pensamientos...) y bases físicas y biológicas ( salud, ritmos,..) influyen y determinan nuestros estados de ánimo.

Las personas  podemos reconocer nuestros estados de ánimos:  Podemos hacer conscientes nuestros estados de ánimo y podemos hacer esfuerzos por regularlos.

Tipos de estados de ánimo
Muchos de nosotros coincidiríamos en considerar que los estados de ánimo son o positivos o negativos.  Así algunos autores hablan de  afecto positivo y negativo para explicar las dimensiones de los estados de animo:  El afecto positivo se relacionaría con estados de ánimo energéticos que darían euforia, entusiasmo, vigor y actividad; mientras en un afecto negativo  daría estado de ánimo con sensaciones de adormecimiento, aburrimiento, pereza, o bien, hostilidad, inquietud nerviosismo o despreciativo.
Otros autores (Robert Thayers) proponen   las dimensiones de energía y tensión como componentes centrales  para explicar los diferentes estados de ánimo. Así podemos dividir el estado de ánimo en cuatro tipos: Calma- energía, calma-cansancio, tensión- energía y  tensión- cansacio.
Calma-Energía: Cuando  una persona  esta trabajando concentrada, enérgica, pero tranquila y relajada estaría en este estado de ánimo. Así la persona  es fácil que se encuentre  segura, sociable e incluso contenta. Es un estado positivo.

Calma-cansacio: Se trata de un estado de ánimo que cursa con sensaciones  de cansancio, soñolencia, adormecimiento. En los momentos de relajación, viendo la tele, haciendo un hobby fácil, o antes de acostarnos estamos en este estado. Sigue siendo una estado con sensaciones positivas.

Tensión- energía:  Las personas en este estado tienen también sensaciones de energía, vivacidad y vigor, pero ahora están acompañadas de  sensaciones de tensión e inquietud.  Las personas  con exceso de tensión pueden resultar más ineficaces y la sensación en general es más negativa.  No obstante, en algunas personas o situaciones  dichas sensaciones no serían negativas.

Tensión - cansancio: Se trata de un estado claramente negativo. Aparece cuando los recursos se han agotado: La fatiga  que se mezcla con el nervio-sismo, la tensión o la ansiedad produce un estado desagradable. Es una estado de ánimo que está subyacente en la depresión. Junto con las sensaciones negativas, aparecen pensamientos negativos acerca de uno mismo, que incluyen baja autoestima. Al pensar en nuestros problemas personales , estos nos parecerán más importantes, insuperables y  el futuro nos parecerá muy gris.


Ritmos de energía  y estados de ánimo
La personas podemos investigar nuestros patrones habituales de energía a lo largo de  diferentes días. Podemos identificar los ritmos naturales internos de energía: los momentos  más altos y más bajos.
Existen muchas diferencias individuales en relación  a  cuándo  se alcanza el nivel más alto de energía. Las personas que se denominan matutinas experimentan por la mañana el valor máximo, mientras que los tipos vespertinos alcanzarán su nivel más  alto  más tarde. (Es interesante apuntar que los introvertidos experimentan su nivel de energía máximo más pronto durante el día, mientras que los extrovertidos lo hacen más tarde).


¿Cuáles  son tus mejores momentos del día?  y ¿tus peores momentos?
Los mejores momentos sería los estados de ánimo de  alta energía y baja tensión, estado de calma-energía; mientras que los peores momentos  suelen mostrar  un nivel de tensión elevado y baja energía, o estado de tensión-cansancio.

Estados de ánimo y ansiedad
 Cuando disminuye la energía , la persona se vuelve más vulnerable a experimentar  tensión y este estado de tensión-cansancio predispone a un amplio abanico de reacciones negativas. En el periodo  del día de tensión-cansancio algunos problemas insignificantes o pequeños estresores tienen una mayor impacto sobre la persona. Es decir, en dicho estado, un pequeño problema que pasaría desapercibido en cualquier otra hora del día, explotará y generará un  gran conflicto.

¿Cómo elevar el nivel de energía  de nuestros estados de ánimo?
Los ritmos  naturales  internos de cada persona determinan en parte las variaciones más obvias de los niveles de energía, pero además existen otras influencias que también son importantes:

•             El ejercicio físico tiene una influencia realmente significativa en el nivel de energía. Hacer ejercicio con moderación incrementa el nivel de energía, y también produce una disminución de la tensión.  Otro efecto  puede ser el incremento del optimismo incluso.
                                       


•             La alimentación  repercute también sobre   el estado de ánimo. Sin embargo  el efecto que producen los alimentos sobre los estados de ánimo es muy sutil y difícilmente  demostrable al observarse en ese momentos otras influencias. 

•             Las bases biológicas de los estados de ánimo se hace muy patente cuando se analizan la salud y la enfermedad. Las personas saludables  se sienten más enérgicas que las personas enfermas.  por otro lado, gran cantidad de enfermedades están relacionadas con la disminución de energía.

•             El nivel de energía se ve muy afectado por los patrones de sueño-vigilia  de las personas. En la evaluación de la energía debe considerarse el sueño, ya  que, cuando es deficitario, supone una disminución notable de las sensaciones de energía durante las horas de vigilia. La pérdida de sueño prolongada  afecta  al estado de ánimo y  se asocia con niveles de estrés elevado.
  
Del control del estrés al estado de calma-energía:

 Ideas para conseguir un estado de ánimo de más calma y energía:

•             Destinar al menos dos horas enteras al día para uno mismo. Este tiempo debe utilizarse para actividades que sean agradables.

•             Modificar los  horarios y reducir los problemas personales de forma que se puedan abordar.  El objetivo debe ser eliminar o reducir el estrés.

•             Dormir unas 7 u 8 horas al día.

•             Comer tres comidas nutritivas y equilibradas cada día. Intentar reducir la ingesta de grasas y  evitar azúcar y bebidas que contengan cafeína. También es conveniente evitar picar entre comidas, aunque hay que comer con frecuencia suficiente como para  que podamos mantener nuestra energía.

•             Seguir un programa de ejercicio regular, al menos de 15 a 30 minutos cada día, o al menos un  día sí y otro no. Un ejercicio de intensidad moderada (ej. paseos cortos y rápidos) se puede emplear como estrategia no sólo para aumentar  la energía a corto plazo sino también como forma de tranquilizarse en los momentos en que la tensión sea moderadamente elevada.

•             Aprender  una o dos técnicas o ejercicios para reducir el estrés (por ej. respiración diafragmática, relajación muscular, meditación visualización,...) y practicarlas diariamente (durante 15 o 30 minutos cada vez).
                                                         
•             Programarse las actividades que requieran más esfuerzo durante los momentos del día que tienden a ser de calma-energía y evitar durante los momentos de tensión-cansacio  dichas  actividades costosa, así como otras discusiones o interacciones sociales no deseadas.

•             Siempre que tengas pensamientos negativos observa si estás en un estado de baja energía y tensión elevada.  El mero hecho de conocer este aspecto hace que sea más sencillo frenar dichos pensamientos, probablemente  porque te das cuenta de que existe una razón para dichos pensamientos negativos y que puede ser corregida con el paso del tiempo, de unas horas, o bien con ejercicio, con una noche de sueño  reparador o con una comida. Puedes aprender a frenar esos pensamientos negativos, aunque no sea fácil.

•             Observar sistemáticamente y registrar el nivel de energía, tensión y de estrés en general. Hay que prestar atención  particular a los ciclos diarios, las horas que son óptimas o malas, así como a las reacciones que provoca el ejercicio, el sueño y varios alimentos.

•             Hay que utilizar la autoobservación sistemática para ser conscientes de cómo autorregular los estados de ánimo cotidianos. Hay que escoger  aquellas conductas y estrategias que sean efectivas y evitar cuidadosamente las que no lo sean. Las estrategias más efectivas de autorregulación implican una combinación de relajación, control del estrés, control cognitivo y ejercicio.

•             Cambiar algunos aspectos de nuestros estilos de vida puede resultar muy beneficioso para nuestros estados de ánimo: tener tiempo suficiente para acabar lo que hacemos, sin tener la atención dividida en otras cosas. Debes  intentar cultivar una actitud paciente ante la vida.

 
 (tomado del libro  de Robert E. Thayer
"El origen de los estados de ánimo cotidianos"
 E. Paidós.1998

2 comentarios:

  1. la apatía es un estado de animo, es una enfermedad?

    ResponderEliminar
  2. Donde puedo encontrar el pdf de este libro gratis.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...